viernes, 3 de noviembre de 2017

A Hard Rain's Gonna Fall, Bryan Ferry, 1973


Hay tantos Bod Dylans como casi años lleva de carrera. Casi siempre brillante como compositor pero más irregular en la interpretación, alguien me comentaba reciéntemente que las canciones de Dylan casi siempre gustaban más cantadas por otros. 

Por suerte, de versiones de Dylan hay muchísimas más que de sus propias canciones, lo cual es mucho decir. En todos los estilos: rock, pop, psicodelia, disco... incluso en el treméndamente festivo glam rock.

Éste último es el caso de hoy. En 1973, Roxy Music ya era una de las formaciones punteras de la escena musical británica -y por ende, mundial-. Su estilo en aquel momento estaba totalmente enmarcado dentro del glam rock, eso sí, dentro de la parte menos macarra, como no podía ser de otra manera con Bryan Ferry al frente. 

Precisamente en aquel mismo 73, aprovechando el tirón del grupo, el propio Ferry hizo su debut en solitario con el álbum These Foolish Things, El disco se convirtió en un éxito rotundo enseguida, ayudado por el lanzamiento de su primer single, este A Hard Rain's Gonna Fall de Dylan, al que dio un vuelco completo respecto a aquella apocalíptica canción -originalmente acústica- de 1962

Una versión que a un servidor le gusta tremendamente más que la original. Espero que a vosotros, también.

Epílogo: Ni en las Píldoras suele haber puntada sin hilo. Estos días son complicados en Cataluña: hay mucho en juego. No me voy a extender al respecto, pero está claro que va a llover con fuerza, y la peor parte la vamos a recibir aquí. Es el momento de aguantar la embestida y poner la mejor cara. Por suerte, ya se sabe, a golpe de glam rock, todo se sobrelleva mejor. 




Hasta la próxima.

miércoles, 21 de junio de 2017

Don't Look Back In Anger, Oasis, 1996


Sin rodeos: la de hoy, es una de las canciones más memorables de Oasis, sin ninguna duda, un himno del britpop, Y es algo que el propio Noel Gallagher debió de intuir correctamente cuando la compuso, porque casi un año antes de su lanzamiento como single (y más de medio previo a su publicación en aquel fantástico (What's the Story) Morning Glory) ya lo presentó en directo... incluso antes de acabar de componerla. 

Su inspiración no era nada revolucionaria. Como tantas otras veces en el caso de Oasis, el aroma beatle estaba por todas partes, aunque también jugó un papel importante -y se nota- el que también fue en su día otro himno rock. Se trataba de All The Young Dudes, compuesto por David Bowie en 1972, y llevado al número uno por un entonces casi desconocido grupo llamado Mott the Hoople, A través de esta inspiración, el glam rock de los setenta acabaría dándose la mano con el momento culminante del britpop de los noventa. 

Naturalmente, Don't Look Back In Anger alcanzó el número uno en Gran Bretaña, y se convirtió en uno de los mayores hits de aquel 1996

Sin embargo, no fue la última vez en que la canción estuvo en la mente de todos. El pasado mes de mayo, a raíz del atentado durante el concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena, el tema volvió a la primera línea. Al día siguiente, unos estudiantes de música de la ciudad -de la cual procedía, precisamente, Oasis- la entonaron, y dos días más tarde, en los funerales, la multitud empezó a cantarla de forma espontánea. El mismo Liam Gallagher, conmovido, envió un inusual mensaje (teniendo en cuenta el intratable carácter del personaje) de apoyo a las víctimas. 

Finalmente, un hecho trágico acabaría por poner a la canción en un lugar mucho más allá del postureo rock, incluso de los himnos. Había entrado a formar parte de la memoria colectiva. 



Hasta la próxima!