miércoles, 29 de junio de 2011

I Wish I Knew How It Would Feel to Be Free, Nina Simone, 1967


A pesar del larguísimo y para los castellanoparlantes también trabalingüístico título de hoy -mejor así: Ojalá supiera como se siente al ser libre- nos encontramos ante una de las canciones más bellas de Nina Simone.

Escrita en 1963 por el pianista de jazz Billy Taylor, un rompedor teórico de la materia que trabajó con los grandes (llegó a ser el pianista residente del mítico club Birdland), era todo un alegato en favor de los derechos de los negros, que por entonces suponían uno de los puntos calientes de la sociedad norteamericana. Él mismo grabó el tema, aunque pasó sin demasiada pena ni gloria. 

Tuvo que ser rescatado cuatro años después por Nina Simone para que tuviera mayor atención por parte del público. Ésta lo incluyó en su álbum Silk & Soul, y lo utilizó como single promocional. 

Inmediatamente se dispararon las versiones de todo tipo, una de las más recientes y conocidas (aunque a mi juicio, no mejores) fue la que hicieron en 2001 los Lighthouse Family. Ninguna de ellas consiguió la emotividad y tensión que Nina Simone le transmitió en su momento. 

Por supuesto, el plato fuerte de la Sacerdotisa del Soul siempre fueron los directos, y el clip que tenéis por aquí es uno de los mejores que hizo del tema de hoy. Fue interpretado en el  selecto Festival de Jazz de Montreux en 1976 y la gran ovación final (zapatazos incluidos) no deja ningún lugar a dudas sobre cómo quedó el personal. Absolutamente encandilado.




Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada