lunes, 26 de enero de 2015

We Shall Dance, Demis Roussos, 1971


Desde luego, hoy Grecia nos quiere llegar al corazón de la manera que sea. No sólo ha vencido Syriza, proponiendo un giro copernicano a esta Europa germánicamente austera y perdida. Por si fuera poco, uno de sus grandes músicos, Artemios Ventouris Roussos, el gran Demis Roussos, se ha marchado justo a tiempo de ver a su país cambiar así.

Así que, tanto en feliz homenaje al pueblo griego, como en triste despedida a Roussos, allá vamos.

Como ya hemos visto por aquí en algunas ocasiones, el nombre de Demis Roussos comienza a sonar de la mano de uno de los grupos de culto de finales de los años sesenta, Aphrodite's Child, junto al ecléctico y brillante Vangelis y el batería Loukas Sideras. Sin embargo, este griego nacido en la ciudad egipcia de Alejandría, sería mucho más conocido en nuestro país durante la década siguiente gracias a su carrera en solitario.

Ciertamente, a lo largo de los años setenta, Roussos literalmente coleccionó los éxitos como cantante melódico. Uno de sus mayores éxitos fue este We Shall Dance de 1971, primer sencillo -y éxito- en solitario, el cual, en cierto modo, suponía un nexo de unión con el sinfonismo de los Aphrodite's Child, aunque abandonando definitivamente toda la vertiente más experimental de aquéllos.

Y sin más palabras, que creo que no hacen falta, aquí os dejo con la Píldora de hoy, estando casi seguro de que, a partir de ahora, todos bailaremos.    




Hasta la próxima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada