jueves, 5 de julio de 2012

Mambo Sun, T.Rex, 1971


En cuanto los más avisados hayáis visto la portada de la Píldora de hoy, seguro que habréis reconocido en ella a uno de los álbumes más imprescindibles de la historia del rock: Electric Warrior. Aunque probablemente, muchos otros al ver el post habréis mascullado "ya está otra vez el tío pesao este con los T.Rex"... y la verdad es que ambos todos tenéis razón. El disco es bueno y yo soy el matraca de Bolan y compañía. 

Así que hechas las presentaciones pertinentes, he optado por seleccionar hoy una canción que nunca fue single pero que, de alguna forma, está totalmente en la memoria de aquellos que en su día -o después- adquirimos Electric Warrior. Y es que Mambo Sun era el tema que lo abría, con su ritmo machacón y sus inconfundibles acordes "T.Rex". 

Tras este tema, se abría una colección de canciones que resumían perfectamente el sonido con el que el glam rock iba a triunfar durante los dos años siguientes. El resultado fue tan redondo que ni siquiera el propio Bolan llegaría a superarlo después. El LP The Slider sería una continuación digna, pero Tanx comenzaría a evidenciar síntomas de evidente agotamiento del modelo. 

No obstante, en 1971 todo esto quedaba en el futuro, y lo que uno se encontraba cuando ponía la aguja en la cara A del disco era el hipnótico Mambo Sun. Tras él, era imposible resistirse al resto del disco... o al menos, hablo por mí la primera vez que lo escuché entero allá por 1990, más o menos. 

Antes de terminar, ahí dejo un apunte de la calidad de la música más vendida a finales del 71 y principios del 72: el álbum que precedió a Electric Warrior en el número uno británico fue nada menos que Led Zeppelin IV. El que lo sucedió, el Concierto para Bangladesh de George Harrison. Sacad vuestras propias conclusiones. 




Hasta la próxima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada