sábado, 1 de septiembre de 2012

Hymn 43, Jethro Tull, 1971


A veces, las cosas se ponen de acuerdo porque sí, en una especie de casualidad o -como dicen algunos ahora- serendipia. Hoy me apetecía uno de esos temas de decibelio fácil, pero tampoco quería recurrir al heavy metal puro y duro. Y justo en ese momento de empezar a maniobrar con la música, me salió por la radio una canción bastante inusual de escuchar, y que, de alguna manera, al sonar, estaba seguro que era el post para hoy. Así que, et voilà

Hacía muchísimo que no escuchaba Hymn 43, uno de los cortes del legendario álbum de los Jethro Tull Aqualung. Un disco que, ya que estamos en ello, os recomiendo como imprescindible en cualquier discoteca de casa si os gusta el rock clásico o, simplemente, la buena música. Dividido en dos caras con nombres y carácter distinto ("Aqualung" la A y "My God" la cara B, donde estaba incluido el tema de hoy) es una auténtica colección de canciones en las que el estilo progresivo, el rock duro y la épica se mezclaban bajo la frenética flauta de Ian Anderson. 

Como apunte de que otros tiempos en el rock fueron mejores que éste, todo el álbum fue grabado en los estudios que Island Records acababa de inaugurar en Londres. Esto no tendría mayor relevancia si no fuera porque en el estudio de al lado en el que Jethro Tull estaba realizando Aqualung, Led Zeppelin estaban grabando nada menos que su Led Zeppelin IV, el mismo de Stairway To Heaven o Rock and Roll. Imagináos que momento y lugar para darse un garbeo. Por cierto, que Anderson se quejaba de que le había tocado el estudio más grande, y que provocaba un cierto efecto eco que le sacaba de sus casillas. 

Sin más, os dejo con Hymn 43.





Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada