martes, 19 de junio de 2012

Burning Bridges, The Mike Curb Congregation, 1970


Nuevamente se me han hecho las tres mil y cuarto... pero no tengo intención de retirarme sin pasar por la botica pildorera. Eso sí, esta vez lo haré dándome un homenaje cinematográfico, que estoy seguro que mi buen amigo Juanjo también sabrá apreciar. 

Una de mis pelis favoritas no es ninguno de los grandes títulos que podáis imaginar. Antes bien, se trata de una relativamente modesta comedia bélica -en la medida en que ambos conceptos son compatibles- rodada en 1970 y protagonizada por un Clint Eastwood al que le quedaban meses para convertirse en Harry el Sucio. Por cierto, que estaba acompañado por nada menos que Telly Savalas (futuro Kojak) y un irrepetible Donald Sutherland metido en uno de mis papeles favoritos del celuloide: el del estrafalario y hippie sargento Oddball

Por supuesto, hablo de Los violentos de Kelly, la historia de un puñado de tipos que rompen las lineas alemanas en plena II Guerra Mundial... para atracar un banco francés. A lo largo del film se sucedían las situaciones mas singulares, como aquella en la que los tres protas se plantan en plan duelo del Oeste frente a un enorme tanque Tiger alemán. Momentazo parodia de los Spaguetti Westerns que el propio Eastwood había rodado pocos años antes con Sergio Leone. 

Dentro de la cinta se incluía como tema principal Burning Bridges, pieza compuesta por Lalo Schiffrin e interpretada por The Mike Curb Congregation (peculiar personaje el tal Mike Curb). La pieza se convirtió en un éxito importante en 1971, e incluso el mismo Eastwood grabó una versión. Hay que decir que era un tanto extraña: se trataba de una canción de aires gospel y de espíritu casi hippie, en un contraste notable con el tema bélico de la película. Aunque, de alguna manera, le quedaba muy bien. 

¿Os he dicho ya que me gusta la peli y la canción? 




Hasta la próxima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada