viernes, 19 de abril de 2013

Lonely Boy, The Black Keys, 2011



Hay canciones que cuando salen publicadas las escuchas con relativamente poca atención. Sin embargo, al cabo del tiempo, por alguna causa que ni se sabe, se acaban colando por la puerta principal hasta la cocina. En mi caso, es lo que ha sucedido con el tema de hoy. 

Evidentemente, a finales de 2011 y principios de 2012 escuchaba como todo el mundo por la radio este Lonely Boy con el que me llegaban por primera vez a los oídos los Black Keys. Sin embargo, tampoco es que me detuviera demasiado.  Tuve que esperar a su siguiente sencillo, Gold On The Ceiling, para realmente poner a estos norteamericanos en la playlist de mi teléfono. 

Y así estuvo bastantes meses la cosa. Hasta hace poco, momento en el que mi hermana, que al parecer no había escuchado la canción antes, descubrió la canción y la elogió de manera ruidosa. Así que la volví a enchufar, esta vez con los auriculares y más allá de los poco exigentes altavoces de la radio del coche... y sí, temazo a lo grande. Con un sonido que recuerda al de los T.Rex más acelerados y en la mejor línea de los propios Black Keys, me quedaba claro el porqué Lonely Boy se coló en la parte de arriba de las listas por todas partes. 

Y ello por no mencionar su famosísimo clip, en el que un segurata afroamericano se ponía a bailar y a hacer ver que cantaba la canción en un único plano secuencia. Baile improvisado en el que Travolta y Carlton Banks, el primo pijo de Will Smith, se daban la mano estilísticamente hablando. 

Pues eso, que yo he llegado también ahora a esta canción. Seguramente con mucho más retraso que vosotros, así que no tengo por más que dejaros ya con ella para que volváis a recrearos un buen rato con puro rock del siglo XXI. Naturalmente, el que quiera, que lo baile también. 





Hasta la próxima. 

1 comentario:

  1. Este disco me tiene encandilado todo él, desde 2011.
    Imprescindible.

    ResponderEliminar