lunes, 27 de enero de 2014

Tusk, Fleetwood Mac, 1979



La de hoy es, posiblemente una de las canciones más extrañas de cuantas se han colado en las listas de éxitos desde que el rock es rock. Extraña por su sonido, extraña por lo atípica en el momento en que se lanzó, y extraña por lo outsider dentro de la discografía de los Fleetwood Mac

Imagináos un tema a mitad de camino entre el ambiente circense del Sgt. Pepper's de los Beatles y las grandes bandas que amenizan los partidos de fútbol americano entre los partidos. Ahora, para marcar más la extravagancia, ponéis el resultado en pleno 1979, entre los estertores del punk y la música disco, y el auge de la new wave y de los grupos de arena rock. Y, finalmente, lo metéis dentro de un álbum de una de las formaciones más comerciales de la segunda mitad de los setenta. Todo eso es Tusk

Por si fuera poco lo anterior, la grabación de la canción no se hizo en un estudio, sino en directo, en pleno estadio (vacío) de los Dodgers en Los Ángeles, y acompañados por toda una -efectivamente- banda universitaria de esas que se disfrazan de soldados para acabar de convertir los encuentros deportivos en auténticos shows masivos. 

Con todo, lo más extraño del conjunto es que, encima, triunfó en las listas de éxitos. Se coló en los Top 10 norteamericano, británico, australiano y canadiense. Incluso su álbum, titulado homónimamente, alcanzó el número uno en Gran Bretaña. 

Como todo lo dicho más arriba suena cuanto menos curioso, os dejo con el clip promocional, que certificó aquella particularísima grabación. Y para que veáis hasta qué punto Tusk consiguió su efecto festivo, al final del clip, la propia banda que acompañó a los Fleetwood Mac, la University of Southern Californian Trojan Marching Band, añadió una interpretación del tema muchos años después en uno de los partidos de los Dodgers. Espectacular.

Ah, que no os engañe el texto: Tusk es una grandísima canción. Estoy seguro de que os gustará. 





Hasta la próxima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada