sábado, 4 de agosto de 2012

Saturday In The Park, Chicago, 1972


Una de las costumbres más propias del verano (mientras podamos permitírnosla) es reunirse alrededor de una barbacoa para hacer dos cosas: cuidar nuestro nivel de colesterol para que no decaiga y pasar un buen rato entre amigos. Por estas latitudes latinas a menudo esto se hace ya al anochecer, para la cena, por un tema de calor, evitando sumar a los 35 grados de fuera los otros 35 de combustión interna provocados por el yantar parrillero. 

Sin embargo, lo habitual fuera de aquí es que se hagan sobre todo a la hora de comer, y en señalados días festivos. Precisamente, una de estas ocasiones inspiró a Chicago en uno de sus temas con mejor rollo, Saturday In The Park, cuando su pianista, Robert Lamm, cruzó un 4 de julio Central Park lleno de gente pasándolo bien al aire libre.

Hay que decir que uno de los parques de Nueva York donde no se pueden hacer barbacoas es, precisamente, Central Park, aunque ello no supuso ningún inconveniente para el grupo a la hora de transformar su video promocional en todo un homenaje a las reuniones entorno a hamburguesas y brasas... 

... pero también a un viejo hit italoamericano de 1953, Eh, Cumpari!, cantado en dialecto calabrés y que debía de ser el que cantaba el vendedor de helados con el que se encontró Lamm y al que acabó incluyendo en la letra de la canción. 

Como veís, hay vida veraniega más allá de Georgie Dann. Por cierto, ¿os he dicho que esta noche de sábado voy de barbacoa?




Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada