martes, 18 de junio de 2013

Parklife, Blur, 1994


Hace pocas semanas visitaron Barcelona unos de los escasos tipos a los que hubiera ido a ver en concierto multitudinario, efectivamente, mis queridísimos Blur. Sin embargo, esto de integrar bolos en programas de festivales tiene una pega: que contratas más de lo que quieres escuchar... y lo pagas. Y como uno es mitómano pero no da de comer a cualquier organizador de eventos fashionbarceloneses así como así, pues nada, a esperar a otra ocasión. Lo jodido es que también dejé de ver a Muse en un efecto de carambola provocado por la proximidad entre ambos conciertos, así que al final este último mes me he quedado sin ver ni a los tirios, ni a los troyanos. Lince que es uno.

Como sea, los discos los sigo teniendo, así que los he pinchado (esa nomenclatura jurásica) un poco más que de costumbre estas recientes semanas. Supongo que es una manera poco refinada de compensar la no asistencia a la cita con Damon Albarn y sus secuaces. 

Parklife -interpretada en parte por el actor inglés Phil Daniels- es una de las canciones más emblemáticas y divertidas de su era como reyes del britpop, en pugna con los menos refinados pero más contundentes Oasis. Fue lanzado como sencillo en agosto de 1994 como refuerzo de su álbum homónimo, y su éxito fue inmediato. De hecho, fue considerada mejor canción del año por los Brit Awards de 1995, lo cual supuso una victoria momentánea sobre la banda de los hermanos Gallagher en su singular lucha por el trono musical británico de entonces. 

Un premio que compartió con su cómico clip, en el que parodiaba la vida corriente de un vendedor en un estilo que recordaba al de Benny Hill, humorista al que homenajearían sin disimulo un año después en el vídeo de Country House

Así que hoy, para dormir, un poco de humor británico. No os podéis quejar.



Letra de la Píldora. 

Hasta la próxima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada