domingo, 14 de diciembre de 2014

Skyfall, Adele, 2012



"Por fin un gran tema de James Bond". Con esta sentencia demoledora, la poderosa e influyente revista norteamericana Entertainment Weekly resumía lo que muchos aficionados a la música de las películas de 007 sabíamos: que hacía mucho tiempo que el bueno de Bond no iba acompañado de una de esas canciones de bandera que son tanto a la saga como Sean Connery o la pistola Walther PPK.

Porque, ciertamente, se echaba ya en falta una pieza sucesora de aquellas de Shirley Bassey, Louis Armstrong o incluso Paul McCartney. Una carencia que se terminó cuando se invitó a la impresionante voz de Adele a formar parte de la historia de las bandas sonoras de 007 interpretando el tema central de Skyfall. Y vaya si se terminó.

Lanzada a las 0:07 horas del 5 de octubre de 2012 -coincidiendo con el 50 aniversario de Dr. No, la primera película del agente secreto al servicio de Su Majestad- en apenas diez horas se convirtió en el tema más vendido en iTunes. Y sólo era el principio. En pocos días alcanzaba el número uno en Gran Bretaña, entre otros países, y el Top 10 en Estados Unidos, algo no siempre habitual en una banda sonora.

Estos días están siendo noticia los diversos pánicos escénicos de artistas de toda índole. Pues bien, en este historial, también tiene su rincón Adele... y el tema que tenéis hoy delante. El 20 de febrero de 2013, durante la gala de los Brit Awards -que ganó, por cierto, Skyfall en la categoría de mejor sencillo británico- la artista hizo, como de costumbre, una gran actuación en directo. Pero para ello, para no quedar bloqueada... tuvo que someterse a hipnosis. 

Porque se puede ser una artistaza como la copa de un pino, pero es que Bond es Bond. Y más cuando el resultado quedó, esta vez sí, a la altura de iconos tan memorables como el Aston Martin o el vodka Martini. Agitado pero no revuelto, por supuesto. 




Hasta la próxima. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada