lunes, 1 de octubre de 2012

(I Never Loved) Eva Braun, The Boomtown Rats, 1978


Hasta la presente, se han escrito canciones sobre prácticamente todo lo que existe y ha existido. Cualquier cosa puede servir como fuente de inspiración, y las legiones de compositores -más o menos afortunados según el caso- han tenido tiempo de repasar hasta la temática más extraña que nos podamos imaginar. 

Naturalmente, la figura de Adolf Hitler, desgraciadamente central en el siglo XX, no ha sido una excepción. Durante la guerra, fueron numerosas las canciones que o bien lo magnificaron o bien lo ridiculizaron, naturalmente dependiendo del lugar del mundo donde se encontrara el creador de turno. 

Más extraño es toparse con una canción dedicada más de treinta años después del conflicto, y encima de la mano de uno de los grupos de moda a finales de los setenta, los Boomtown Rats de Bob Geldof. En 1978, el grupo lanzó un magnífico álbum, A Tonic For The Troops, donde se incluía la canción de hoy, (I Never Loved) Eva Braun. Por si no fuera suficiente con lo atípico de dedicar una canción al dictador alemán, ¡Geldof le puso la letra en primera persona como si él mismo fuera Hitler!

Por supuesto, lo hizo con toda la sorna del mundo. En el tema, un Führer en plan autochequeo personal, repasaba su vida y admitía que, en realidad, lo suyo eran los tanques y la guerra y que nunca amó a su novia -y finalmente esposa durante apenas horas antes de suicidarse- Eva Braun. Todo ello bajo un estilo que recordaba enormemente aquel que David Bowie había usado años atrás en su era Ziggy Stardust.

En definitiva, una canción 100% recomendable y, a su manera, incluso divertida, visto el tratamiento que recibe el personaje objeto de dedicatoria. Por lo demás, el tema no fue editado como single y no recibió ningún video promocional. A cambio, os dejo un clip subido por un particular a partir de imágenes de video reales de la pareja Hitler/Braun que, la verdad, además de su valor documental, no desentonan nada mal con la música. 

Estoy seguro de que no os dejarán indiferentes.




Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada