jueves, 12 de abril de 2012

Jackie Cane, Hooverphonic, 2001



La historia de Ziggy Stardust, la ficticia estrella del rock cuyo áuge y caída había glosado David Bowie de manera gloriosa hace ahora precisamente cuarenta años, ha servido de modelo para numerosas otras rock stars no menos ficticias desde aquel 1972. En todos los casos, el rol ha sido muy parecido: tras tocar el cielo, todas ellas pasaron por un calvario con un final que en ocasiones resultaba ser trágico.

Así, nos encontramos al Ray Lomas que Jethro Tull hicieron famoso poco después en su épico Too Old To Rock ‘n’ Roll: Too Young To Die! o, ya mucho más recientemente, al Strickland Banks que Plan B puso en el número uno en 2010 con su hit She Said.

Otro miembro de esta ilustre colección de personajes es la Jackie Cane que crearon en 2000 los Hooverphonic  en su álbum Magnificient Tree. No obstante, no fue concebida inicialmente como protagonista de un disco. De hecho, Jackie Cane (como canción) era una pieza más de aquel estupendo trabajo.

Sin embargo, debieron ver un cierto filón en el personaje, así que el siguiente LP de la formación belga se lo dedicaron por completo, y lo titularon Hooverphonic presents Jackie Cane, nada menos. De todas maneras, paradójicamente, en el nuevo disco no volvieron a incluir la canción al entender que no era necesario.

Espero que os guste. Y no os cuento el final de la historia del personaje: escuchad el disco. Merece la pena. 





Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada