sábado, 28 de abril de 2012

Time Warp, The Rocky Horror Picture Show, 1975


The Rocky Horror Picture Show es una de las películas icónicas del cine musical, sin más. Un icono que va más allá de su surrealista historia en la que se parodiaba a filmes de ciencia ficción clásicos... con un transfondo de transexualidad que empezaba por su propio protagonista -el profesor Frank-N-Furter-, un científico loco con aspecto de cabaretera interpretado por Tim Curry y cuyo número estrella se titulaba nada menos que Sweet Transvestite.

La cinta recogía en celuloide el musical The Rocky Horror Show, estrenado en 1973 con un enorme éxito, y protagonizado precisamente por Curry. Si Jesucristo Superstar y Hair habían abierto las puertas de los musicales al rock, The Rocky Horror Show las desinhibieron a la manera del desenfrenado glam que imperaba en el momento.

Porque eso es lo que Time Warp era, una estupenda pieza de glam rock casi de manual, cuya única pega es que se editó en disco cuando se estrenó la película en 1975, en un momento en el que los gustos del público comenzaron a abandonar la brillantina y los maquillajes a go-gó.

Con todo, es el tema que seguramente más ha quedado de todo el musical. Los que han visto The Rocky Horror Show en los cines saben que hay todo un código de participación del público en función del momento de la obra, la cual se acaba convirtiendo en una auténtica fiesta. Pues bien, la parodia de baile de Time Warp ha acabado trascendiendo a los recintos, siendo tremendamente popular en todo el mundo anglosajón incluso en eventos particulares como bodas.

Porque, en el fondo, es simplemente música para divertirse. Ni más, ni menos. 




Hasta la próxima. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada