jueves, 22 de noviembre de 2012

I Bet You Look Good On the Dance Floor, Arctic Monkeys, 2005


En los tres últimos años, los Arctic Monkeys han perdido un poco de fuelle, al menos en las listas, pero su inicio puede considerarse uno de los más trepidantes de la última década, sin exagerar. Y es el que tenéis hoy justo delante. 

En 2005, si había una formación que tenía todos los números para alcanzar el número uno incluso antes de lanzar su primer trabajo, esos eran estos británicos de Sheffield. Una serie de afortunadísimos y concurridos conciertos crearon a su alrededor tal expectación que cuando en octubre de aquel año se estrenaron con este I Bet You Look Good On the Dance Floor, cumplieron sobradamente con lo que se esperaba. 

Entraron directamente en el primer puesto de las listas del Reino Unido.

Naturalmente, eso disparó una arcticmanía que fue mucho más allá de los círculos alternativos, alcanzando a los medios mainstream. Un tirón que pareció repetirse con su segundo single, del que hablaremos otro día y que, cómo no, repitió posición en las listas. 

Por lo demás, tampoco inventaron nada, ni lo pretendieron. Cogieron el punk de los setenta, lo barnizaron un poco, y tiraron de toda su espontaneidad, que no era poca. Y ya puestos, para reforzar esta imagen, se marcaron un videoclip que parecía realmente sacado de aquellos años. Pero con el encanto añadido de que para parecer realmente hecho hace 35 años no usaron efectos de postprodución. Tiraron literalmente de cámaras originales de la época.

Así que os propongo hoy un poco de guitarras hechas por chavales de los 2000 que intentaron rescatar a aquellos de 1977, aunque un poco más limpios e insultando un poco menos a todo lo que les rodeaba. Porque la música sería parecida, pero los tiempos ya habían cambiado.




Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada