lunes, 28 de diciembre de 2009

Always On My Mind, Pet Shop Boys, 1987


Hace unos veintidós años, por las navidades de 1987, un duo londinense obtenía su tercer y -tal vez- más célebre numero uno de su extensa carrera. Efectivamente, hoy vamos a dedicar unas líneas a los que durante dos décadas fueron el grupo que obtuvo más éxitos en clave disco, a través de aquel enorme hit:
Always On My Mind.

El single tuvo un nacimiento casi inesperado. En 1987, la cadena británica ITV (hoy Channel 3) emitió un especial por el décimo aniversario de la muerte de Elvis Presley. Para el mismo, los Pet Shop Boys, que ya eran una banda con dos números uno a sus espaldas, tuvieron el encargo de interpretar una versión del tema country Always On My Mind, que Presley había hecho célebre -especialmente en Gran Bretaña- en 1972.

Ninguno de los dos miembros del grupo era especialmente fan de Elvis, pero su discotequera -y nada country- versión fue tan celebrada entre el público, que decidieron grabarla en single. Lanzado el 30 de noviembre, en apenas dos semanas alcanzó el número uno, puesto que conservó durante un mes.

Realmente, se trata de una interpretación estupenda. Aunque la que yo más celebro de entonces fue una en maxi que duraba más de ocho minutos. Como tantas otras canciones de la época, la obtuve grabando una cassette directamente de la radio, donde sonaba en aquel instante la naciente cadena de los 40 Principales (hasta entonces los 40 tan sólo habían sido un programa). La grabación, que aún conservo por ahí, tenía una particularidad: incuía al principio y al final voces distorsionadas de uno de los locutores-DJ de entonces (creo que Fernandisco) magistralmente encajadas.

Tardé años en disponer de aquella versión maxi en formato digital. Por fin pude hacerme con ella en una versión extendida del LP Actually (si bien la canción originalmente se incluyó en el siguiente disco Introspective), tan sólo con una pega. Ya no tenía aquellos estupendos efectos de voces que tan bien le quedaron durante aquella emisión de hace 22 añazos. Pero menos daba una piedra...

Pet Shop Boys – Always On My Mind (por Spotify)




Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

6 comentarios:

  1. esta canción es la de mi primer beso... Por Dios, ¡¡cuantos años!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, je, je, je... eso quiere decir que ya nos ha dado tiempo a dar unos cuantos, ja, ja, ja!!!

    ResponderEliminar
  3. Juan José Soriano23 de agosto de 2010, 20:16

    Joé, sale Warren Beatty por aquí y empieza a despendolarse el personal masculino...

    ResponderEliminar
  4. Hombre, ahora me dejas orsay... si hubiera salido Charlize Theron o Monica Belucci, entiendo lo del "despendolamiento masculino", pero con Warren Beatty, no lo acabo de ver... al menos en lo que a servidor respecta...

    ResponderEliminar
  5. Juan José Soriano24 de agosto de 2010, 20:15

    El despendolamiento masculino tiene una doble vertiente o, para ser más precisos, un doble sentido (de la mirada).
    Cuando el sentido de la mirada se dirige hacia tan magnos monumentos, toma el significado que tan bien recoges en tu respuesta.
    Cuando el sentido de la mirada se dirige hacia un grupo de primates en celo, también conocidos como "la peña", el despendolamiento se traduce en golpes en el pecho y en a ver quién es el que la dice más gorda en referencia a dichos monumentos.
    Puestos en el currículum amatorio del tal Beatty,
    no es de extrañar que sus congéneres masculinos, por el conocido mecanismo de la emulación, comiencen a referir gestas amatorias, por el momento limitadas a morreos varios, pero todo se andará...
    Lo siento por el soviet, pero creo que la URSS hace 20 años que se fue al garete.

    ResponderEliminar