sábado, 12 de marzo de 2011

Lola, The Kinks, 1970


Uno de mis temas favoritos de una de mis bandas imprescindibles. Y un clásico absoluto que alcanzó el número uno en numerosos países en el verano de 1970...colándole todo un gol por la escuadra a la todavía por entonces poderosa censura radiofónica de la época, y no me refiero tan sólo a la franquista que, por otro lado, previsiblemente no sabía inglés.

Hacia 1970, los Kinks venían de un período de resultados discretos en las listas, tras su periodo de gloria entre 1964 y 1966. Lo que tenía su cosa, ya que sus mejores y más interesantes discos se editarían, precisamente, a partir de este último año. Sin embargo, el mordaz sentido del humor de Ray Davies y sus letras a menudo muy poco políticamente correctas le habían granjeado a la banda la atención especial de los censores de la BBC. Ello le había costado a más de uno de sus singles perder ventas potencialmente millonarias: el caso de Plastic Man, de 1969, había sido paradigmático, al incluir la palabra "bum" (culo) en la letra.

Bajo este ambiente de vigilancia editaron el álbum Lola vs Powerman and the Moneygoround. Y como primer single, con algunos meses de adelanto respecto al LP lanzaron Lola, el tema de hoy.

Por supuesto, la canción tuvo su inevitable encontronazo con la censura. Esta vez la causa estaba en la supuesta publicidad encubierta que, según los responsables de la BBC, se hacía de la Coca-Cola, que aparecía en uno de los primeros versos del tema. Así que, para evitar males mayores, Davies tuvo que parar la gira norteamericana en la que se hallaba, volver a toda prisa y regrabar el verso para el single sustituyendo el nombre de la marca por el mucho más neutro "Cherry-Cola". ¡Menos mal que faltaban aún 12 años para el lanzamiento de la Cherry-Coke!

Finalmente, la historia tuvo un final feliz. El single, bajo la nueva letra (la que podéis escuchar en el vídeo) alcanzó el número uno en Gran Bretaña y el noveno en Estados Unidos. Pero es que, además, aquellos censores eran particularmente tontos: no sólo la letra original con la Coca-Cola se quedó en la versión del álbum (que tenéis por Spotify) si no que se escapó el principal motivo por el que el grupo temía de verdad el efecto de la censura.

Y es que la canción iba sobre el ligue accidental que se echó el protagonista de la letra con una tal Lola. ¿Que y qué pasaba? Lola era un travesti.

The Kinks – Lola (por Spotify)



Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada