jueves, 3 de marzo de 2011

Sing For Absolution, Muse, 2004


Como bien sabéis ya, además de ser un lector empedernido de todo lo que huela a historia -con la notable excepción de la novela histórica, que nunca supera en imaginación a la realidad-, soy un gran aficionado a la ciencia ficción. O lo era, a tenor del tiempo que hacía que no pasaba por mis manos un libro al respecto.

Sin embargo, últimamente, debo admitir que he vuelto a recuperar una cierta inquietud sobre el tema. En este sentido, he empezado a rescatar algunas de las mejores novelas que pasaron por mis manos años ha. Personalmente, creo que no se puede considerar estrictamente un género: antes bien, es una excusa para tratar una historia cualquiera -policiaca, bélica, de suspense, incluso romántica...o histórica- en unos parámetros tales que sólo pueden contarse bajo una deformación de la realidad cotidiana. 

En todo caso, tras la estela de lo anterior, me apetecía poner hoy algún vídeo clip de ciencia-ficción, y para ello, qué más fiables que mis queridos Muse. Si en Knights Of Cydonia presentaban una parodia de un cinematográfico western futurista de serie B, y en Bliss Matt Bellamy caía a velocidades alucinantes por una especie de pozo sin fondo casi diseñado por Moebius, en Sing For Absolution prácticamente se marcaron un pequeño corto de aires catastrofistas, con nave espacial incluido y final inquietante. Imagino que me creeréis cuando os diga que es uno de los clips que más veces he visto...

Además, Sing For Absolution (que alcanzó el puesto 16 en el Reino Unido en 2004) forma parte de uno de mis álbumes preferidos no ya de la banda británica, si no de cuantos tengo, Absolution. Fue uno de esos discos de amor a primer oído, desde su inicio con aquellas botas desfilando justo antes de empezar el poderosísimo riff de piano de Apocalypse Please, hasta el dramatismo a compás lento de Rule By Secrecy, ya al final. 
En fin, ciencia-ficción pura, que es de lo que va la cosa hoy. Que os aproveche.


Muse – Sing For Absolution (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada