viernes, 9 de septiembre de 2011

All Or Nothing, Small Faces, 1966


Estos días, Calafell está siendo literalmente ocupada por rockabillys -y su especie derivada, los psichobillys- en lo que ya se ha convertido en una tradición por estas fechas. Bien, no diré que la cosa no tiene su gracia, ni que no vaya a ir bien para las arcas del comercio. Además, como habréis visto por aquí, servidor no le hace ascos a un buen rock and roll, incluso en su vertiente más rockabilly, por supuesto. 

Dicho lo anterior, podría esperarse que este blog se sumara al sarao con un memorable Be Bop A Lula, o algo por el estilo. Pero como los más avezados en la historia del rock habréis notado enseguida... hemos tomado exactamente el camino opuesto. Porque tanto tupé, tanta camisa hawaiiana y tanta patilla de punta han conseguido recuperar el viejísimo (y efímero) mod que llevo dentro. Sin Lambretta, desde luego, pero de espíritu. Lo cual tiene un tanto de mérito, ya que en mis días prácticamente eran una especie en franco retroceso, incluso teniendo en cuenta que Barcelona había sido una ciudad con muchos de ellos en los ochenta.

Para los menos avisados, os diré que mods y rockers fueron las dos primeras grandes movidas juveniles antagónicas en la Inglaterra de los sesenta, y que se exportaron al resto del continente. Dos grupos de los de acabar a hostias en cuanto se veían, como el famoso film Quadrophenia testimonió ya a finales de los setenta. Debo decir que, en mi caso, dicha animadversión nunca se desarrolló, entre otras cosas porque algunos amiguetes míos profesaban el culto a Vincent, Cochran y compañía, y pasábamos tardes escuchando aquellos discos suyos a la par que yo llevaba los míos de los Kinks, Who... o Small Faces. Mucho más práctico que liarse a guantazos, ¿no?

Los mods no renegaban del rock and roll, pero tenían su propia música. Tal vez el grupo más célebre de este movimiento fueron los Who, aunque como estrellas realmente mods, los Small Faces se llevaban la palma de largo. Como alguién apuntó certeramente, los Who eran un grupo que se hizo mod, mientras que los Small Faces eran unos mods que montaron un grupo. 

A lo largo de su carrera, atesoraron una sucesión muy notable de hits, entre los cuales All Or Nothing posiblemente haya quedado como el más recordado o, como poco, uno de los más recordados. Además, este tema lo sacaron justo en el apogeo de su etapa mod. Poco después, comenzarían a abrirse paso como muchos otros a través de la psicodelia, aunque sin dejar nunca la gran potencia de fuego que fue su distintivo.

Os dejo ya escucharlo. Yo, por lo pronto, a lo mejor me doy una vuelta por el tinglado de los rockabillys que, por otra parte, seguro que también está muy bien. Eso sí, disimulando, no se vaya a dar alguno cuenta de que llevo todo el día escuchando... otra cosa. Y nada de lucir una parka militar o una camiseta con el símbolo de la aviación británica. Una cosa es llevarlo en el espíritu, y otra es ser tonto. O suicida.

All Or Nothing (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada