jueves, 3 de mayo de 2012

Dancing With Myself, Billy Idol, 1981


Si uno es muy purista, muy ortodoxo y, sobre todo, muy punk, probablemente esté pensando muy mal sobre mi decisión de escoger el tema de hoy en la versión de Billy Idol. ¿Por qué?

En realidad, el tema es del propio Idol, quien lo interpretó por primera vez y hasta el día de hoy. Es más, hasta puede decirse que el británico lo grabó desde la cuna punk a la que pertenecía. ¿Entonces, cuál puede ser el problema?

Pues que a decir verdad, el Billy Idol punk de los setenta era a la estrella de los ochenta lo mismo que el mejor café de Colombia a la achicoria pasada por un calcetín, desde la óptica de un punk de pura cepa, naturalmente. El primero lideraba a una de las formaciones míticas británicas, los Generation X. El segundo, cuasi estaba abonado a diario a la MTV. De hecho, el clip de abajo es, precisamente, en una de sus actuaciones. 

Dancing With Myself fue lanzada por primera vez en 1980 por los Generation X, con un éxito discreto. Poco después, la formación se disolvía y Idol iniciaba su carrera dorada como chico malo oficial de los ochenta, algo así como el yerno perfecto con la única pega de su aspecto lleno de clavos y con pelos pintados, último reducto de su reciente pasado punkie. Uno de sus primeros sencillos en solitario fue una nueva versión del tema, editada en 1981, a la que se había rebajado notablemente la agresividad de su predecesora. Por supuesto, el cambio, junto al fuerte apoyo mediático, mejoraron enormemente las ventas conseguidas. Incluso se coló en el Top 30 norteamericano ... ¡de la música de baile!

En todo caso, creo que no es una mala versión del tema, por más que esto pueda ser considerado una afirmación demasiado heterodoxa o incluso hereje. Como de costumbre, a vosotros os corresponde finalmente juzgar el qué. 




Hasta la próxima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada