jueves, 4 de febrero de 2010

Common People, Pulp, 1995


Tras el dramatismo de la Píldora de ayer, tanto alrededor de la canción como de la vida de Janis Joplin, hoy retomamos el pulso más lúdico, volviendo (una vez más) al célebre verano brit del 95. Al fin y al cabo, ya nos asomamos al fin de semana, y es cosa de poner buen cuerpo y mejor cara.

Como ya ha sido referido en otras Píldoras, 1995 supuso para Londres -y muy especialmente para su barrio de Camdem- volver a ser la capital musical del mundo. Su verano vio la batalla de las bandas entre Blur y Oasis, pero también la edición de bastantes otras piezas que sobrevivieron a la explosión del momento.

Es el caso del LP que lanzaron los ya entonces veteranos Pulp -formados nada menos que en 1978-. Considerado por la mayoría (y el que esto suscribe) la gran obra maestra de la banda, Different Class incluía en su haber canciones tan memorables como Mis-Shapes, Disco 2000 o este Common People de hoy, a la postre el mayor y más duradero hit de los Pulp.

Personalmente, es un tema que asocio tremendamente a las jaranas nocturnas durante los estudios de Periodismo en garitos como el Karma, el Sidecar, el Panams -en fin de semana era discoteca más o menos normal- o el Moog de Barcelona (en la planta de arriba, abajo estaban los más majaras). Otro día volveremos sobre la vida de estos locales del entorno de las Ramblas. Sin embargo, como los más sagaces habréis apuntado, se trataba de lugares bien distintos a aquellos Music Box o Get Back del periodo previo de económicas, por no decir otra galaxia respecto al pijerío Rosebud de más arriba. No obstante, casi más que las discos, lo que molaba eran los lugares recónditos y gamberros en los que nos metíamos para calentar motores horas antes.

En el fondo, la cosa tiene su lógica. Como en todos los lugares, los conocimientos útiles de verdad son los primeros en ser aprendidos. En Periodismo, antes de saber las seis W (quién, qué, cómo, cuándo, dónde y por qué), nos dijeron que nuestro lema era "No le digas a mi madre que soy periodista, dile que soy pianista en un burdel". La mía, pobrecita, se tuvo que enterar de lo peor. Era periodista.

Pulp – Common People (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada