domingo, 28 de agosto de 2011

Getting Away With It (All Messed Up), James, 2001


El de hoy es un pequeño clásico de la música alternativa, que los que sois aficionados a ella habréis identificado nada más ver el título. En cierto modo, fue uno de los últimos temazos indies de los noventa... a pesar de que fue lanzado ya al borde verano de 2001, hace más o menos ¡diez años!

James es una de las grandes bandas independientes británicas que formaron el segundo escalón tras los monstruos superventas de Blur, Oasis, Suede o Pulp. Sin embargo, su origen se remonta a bastante  más atrás... hasta nada menos que 1982. Efectivamente, cuando aún no habíamos visto cosas como el Equipo A o V (y aún quedaba), estos señores ya estaban preparando su primer trabajo, que se editaría un año después. 

Así que para cuando lanzaron Getting Away With It (All Messed Up) eran todo unos veteranos con casi veinte años a sus espaldas y un puñado de discos colocados entre los primeros puestos. No obstante, en la canción de hoy había una cierta triste ironía. 

Se puede decir que sobrevivieron al tecno, al Madchester, al grunge, al britpop... pero no a sí mismos. Getting Away With It (All Messed Up) se convirtió en otro éxito de la formación, acercándose a las puertas del Top 20. Sin embargo, el final del contrato con la casa discográfica y la voluntad de marchar de su volcalista, Tim Booth, motivaron que fuera su último single y el final de la carrera de James. El clip de más abajo recoge, precisamente, su último concierto, en diciembre de 2001.

Bien, es menester añadir que al final no fue exactamente el último. Como en esto del rock irse es difícil por aquello del contacto con el público -o con el dinero del público, que no hay que descartar nunca hipótesis de trabajo- en 2007 la banda volvíó a reunirse, y hasta hoy sigue en activo. Camino de los treinta años desde su formación. Nos hacemos viejos, sin duda.

Getting Away With It (All Messed Up) (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

3 comentarios:

  1. Hacía tiempo que no lo escuchaba. Un "segundo espada" que suena a gloria bendita.

    ResponderEliminar
  2. Gran cançó i gran disc! Daniel drinks his weight, drinks like Richard Burton, dance like John Travoltaaa...

    ResponderEliminar
  3. Com dic, Antoni, potser la darrera gran cançó indie dels noranta... feia temps que no l'escoltava, així que avui que m'he l'he trobada... habemus Píldoram!!!

    Sergio, lo malo de los segundos espadas es que para la mayoría pasan bastante inadvertidos. Es una lástima, ya que canciones como ésta acaban con un reconocimiento mucho menor al que deberían, en mitad de un mar de reggaetones y subproductos varios. Por suerte, algunos nos quedamos con esta gloria bendita, je, je, je!!!

    ResponderEliminar