sábado, 25 de junio de 2011

Rock Lobster, The B-52's, 1978


La verdad es que no tenía pensado para hoy el que es el más famoso tema dedicado (más o menos) a una langosta. Sin embargo, intentaré explicarme antes de ir a dormir, lo cual no será dentro de demasiado rato. 

Como preámbulo, podría decirse que llevo todo el sábado con el cuerpo bastante indispuesto: a medio gas, y -cómo decirlo con una mínima elegancia-, con pase VIP al toilette. Vamos, un asquito.

Lo peor del caso no es eso, con todo, que no pasa de una notable incomodidad. Es su génesis. Ayer, improvisando, acabamos yendo a cenar a una marisquería muy cercana a casa (pero ya en El Vendrell, aviso para navegantes) sobre la que nos habían dado buenas referencias. 

Y como un día es un día, allá que fuimos. El resultado fue desolador: carísimo, con un pescado venerable que debió ser el mismo que San Pedro recogió en un día cualquiera de trabajo; una mesa anexa ocupada por unos pijos cincuentones cuya educación y saber estar eran aproximadamente los de un orco borracho; un vino de combate a precio de Albariño y, de propina, un día después con el estómago como una centrifugadora. Menos mal que Montse se niega a decirme quién le hizo la recomendación, porque me oye. Pero de verdad. 

Así que ya os podéis hacer una idea del porqué de la elección de hoy. Por lo demás, Rock Lobster es uno de los temas más fumaos que uno se pueda encontrar: primer single de los B-52's, incorporaba ya su característico sonido kitsch retro, eso sí, pleno de excesos más propios de la era punk a la que pertenecían. Un buen tema con el que mi maltrecho estómago y yo os damos las buenas noches.


Rock Lobster (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada