domingo, 9 de octubre de 2011

Viva La Vida, Coldplay, 2008


Viva La Vida... menudo título para la que es ya sin ninguna clase de dudas una de las canciones de la década de los 2000 que quedará en la memoria colectiva de todos los que la vivieron. Sea por su peculiar estructura, sea por su peculiar letra, sea por lo que sea, estoy convencido que dentro de veinte o treinta años seguiremos teniendo en mente el tema de hoy. 

Realmente, poco se puede decir nuevo de él. Que fue un éxito mundial, suena casi a redundancia aburrida: se coló en el Top 5 prácticamente allí donde se vendió. En el caso de España, fue un número uno absoluto durante el verano de 2008. Hasta tres discos de platino se marcó Coldplay por estos pagos ibéricos. 

También se apuntó los mismos resultados en Gran Bretaña y Estados Unidos, y rápidamente se convirtió en himno para todo aquel que así lo quiso ver incluso en los asuntos más lúdicos. Y eso que su letra, salpicada de referencias bíblicas, era una descripción de la máxima Sic Gloria Mundi Transit, tal que así pasa la gloria de este mundo. Eso, y una poco velada crítica a los autoritarismos de cualquier clase.

Formalmente, mostraba la visión de un monarca que lo tuvo todo y que estaba a punto de perder la cabeza en manos de los revolucionarios y hay quién asegura que se trata del mismo Luis XVI, algo nunca contestado por la banda. En todo caso, como detalle, la famosa portada del álbum, con el célebre cuadro revolucionario de Delacroix -La Libertad guiando al pueblo- no recoge a la Revolución de 1789, si no a la de 1830. Pero claro, este es un detalle poco importante cuando se trata de mostrar una idea, antes que una historia, ¿no?

Por cierto, ni siquiera este clásico de los últimos tiempos se libró de las sospechas de plagio, entre ellas una procedente del mismísimo Joe Satriani y otra de Yusuf Islam, el antes conocido cantautor Cat Stevens. La cosa, finalmente, quedó en nada, pero ciertamente da que pensar: qué casualidad que sólo los megahits reciben estas sospechas.

PS: he conseguido hacer este post sin hablar de fumbo, del Barça, de Mourinho y de la madre que parió a la pelota redonda. Con un par. 

PS2: mierda. En realidad, ya lo he hecho. En la frase anterior.




Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

5 comentarios:

  1. Casi, casi lo consigues, pero al final salió el puto futbol.
    Temazo, de cualquier forma.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Macho, todo te le dices tú solito... Ah, y tanta insistencia con el furbo me da que pensar. Hasta ahí puedo leer.

    ResponderEliminar
  3. Sí, chaval, eso decís todos los que estáis pegados al Carrusel Deportivo... que por cierto, con el guirigay de horarios que hay este año, os ponéis a escuchar/ver partidos el lunes por la mañana y acabáis non stop el domingo por la noche, no? Ja, ja, ja!!!

    Y sí, temazo, Sergio, temazo...

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me recuerda mucho a Street Hassle, de Lou Reed. En cualquier caso, temazo.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí que tiene un parecido -o cuanto menos, un recordatorio- notable con Street Hassle, ciertamente. No lo había pensado, pero tienes razón. Dejo aquí un link para que los que quieran comprobarlo:

    http://www.youtube.com/watch?v=Yk_d28dD0AI

    Un abrazo!

    ResponderEliminar