jueves, 5 de agosto de 2010

Sunny, Bobby Hebb, 1966


A priori, el nombre de Bobby Hebb posiblemente no os diga mucho a algunos de vosotros. Tal vez os suene más el título de la canción... aunque sea por la versión que hizo Boney M (una de las más decentes de su carrera, en honor a la verdad) diez años después de la original, en 1976.

Con todo, la versión de los germano-caribeños (qué raro suena...) no fue la única, ni mucho menos la mejor. Cuando Bobby Hebb lanzó Sunny en 1966 no sólo se apuntó un hit gigantesco (llegó a hacer, incluso, una gira teloneando a The Beatles) si no que compuso una de las canciones más versionadas de la música soul.

Y es que, además de la celebérrima de Boney M, aquí van algunas de las que no deberíais perderos si tenéis la oportunidad de escucharla: Frank Sinatra, Ella Fitzgerald (es-pec-ta-cu-lar), Cher, Stevie Wonder, Wilson Pickett (que, contra todo pronóstico, le bajó el tempo convirtiéndola en una balada tremenda) Dusty Springfield o James Brown, y la lista podría seguir aún mucho más...

Sunny, ante todo, mostraba lo mejor del carácter de Hebb. Fue compuesta a raíz de un doble asesinato: el del presidente Kennedy -que para cualquier norteamericano vivo en 1963 fue una auténtica conmoción inimaginable a este lado del Atlántico- y, un día después del magnicidio, el del propio hermano del músico a la salida de un club nocturno. Y, sin embargo, es todo un canto al optimismo y al agradecimiento por las pequeñas cosas de la vida. Tremenda de verdad.

Así que no tengo por menos que homenajear al autor de este temazo tras su recientísimo fallecimiento hace dos días, a los 72 años. Thank you for the smile.

Bobby Hebb – Sunny (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada