martes, 31 de agosto de 2010

Hound Dog, Elvis Presley, 1956


El rock and roll clásico, aunque pueda parecer extraño a alguno, no fue nunca mi estilo favorito. A ver: un cuartito de hora, me encanta; media hora, lo disfruto; tres cuartos, me va cansando; una hora seguida, lo mando a hacer puñetas hasta nueva orden.

Así pues, el secreto, en mi caso, es administrarlo bien, para que esté en el lugar de honor que se merece por derecho propio. Y, para ello, la elección de temas es fundamental. ¿Que qué tema rock and roll de la vieja escuela es mi favorito? Difícil es... como en todo, depende del momento. Pero si la pregunta es cuál me parece el más arrollador y arrebatador, la respuesta sólo puede ser una: Hound Dog, en la versión que inmortalizó el inmortal Elvis allá por 1956 (sí, puede cansarme mucho el rock and roll, pero Elvis es Elvis, muchachada).

Ciertamente, tipos salvajes en aquel primer rock, no faltaban: Jerry Lee Lewis, Little Richard... cada uno de ellos diez veces más bestias que Elvis. Pero en Hound Dog se combinaba todo: un Rey en estado de gracia acompañado de una banda que consigue dejar exhausto al más pintado. Y si no, poned atención a ese solo de guitarra, o a esa apisonadora base rítmica que culmina con una batería que parece toda una ametralladora al final de cada estribillo.

Por cierto, y ya que mencionamos a los instrumentos, fijáos en el vídeo con atención. La guitarra eléctrica parece un mueble por tamaño y mazacote y el bajo... bueno, es sencillamente un contrabajo del tamaño del músico. Realmente, 1956 está todavía entre los años heroicos del rock...

Para acabar, sólo me queda añadir que Hound Dog -compuesta por el célebre dúo formado por Jerry Leiber y Mike Stoller, padres de numerosos hits de aquella época- había sido ya un éxito en las listas rhythm and blues en 1953 de la mano de la cantante negra Big Mama Thorton (cuyos instrumentos eran la harmónica y... ¡la batería!). Elvis recogió el tema tres años después... para lanzarlo, esta vez, en segundo lugar de las listas absolutas (en competición con la cara A del mismo single, Don't Be Cruel, que se llevó al final el primer puesto) Posiblemente, ser blanco le ayudó a ello, pero, como podréis comprobar, eso no le restó un ápice de mérito al resultado.

Elvis Presley – Hound Dog (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada