domingo, 3 de julio de 2011

Land Of 1000 Dances, Wilson Pickett, 1966


No sé qué he hecho en todo el domingo, aparte del entrenamiento reglamentario de la mañana en remo, pero aquí estoy, a las siete de la tarde, y picando a toda pastilla porque en nada me voy de nuevo al festival de jazz de Vilafranca, el Vijazz, cuya gran virtud radica en escuchar música en vivo con un copazo de buen vino de la tierra del Penedès en mano. Si no vais, no sabéis lo que os perdéis. 

En todo caso, anoche, en el marco del mismo festival, escuché a unos tipos estupendos que llevan más de cuarenta años metiendo castaña con el soul y el funky: los Tower of Power. Lógicamente, sería lo suyo poner algo aquí en el blog, pero si no os molesta lo dejaré para otro día. De nuevo, cosas de mis recovecos cerebrales. 

Y es que el tipo que llevaba la voz, Larry Braggs, daba una caña tremenda que recordaba al más incendiario Wilson Pickett. Y ¡coño! Resulta que Pickett no estaba todavía por aquí. Y mira que mi nunca sufientemente referido padre lo ha mencionado veces, precisamente a raíz del tema de hoy, del que era el orgulloso propietario del single allá por 1966

Land Of 1000 Dances era un tema absolutamente devastador que repasaba buena parte de los a menudo surrealistas bailes que se ponían de moda de un año para otro en la cambiante juventud norteamericana de los años cincuenta y principios de los sesenta. Originalmente, no había sido grabado por Mr. Soulman, si no por el ya olvidado Chris Kenner. 

Pero fue Pickett quien, con su potencia aniquiladora, convirtió el tema en un éxito absoluto por todo el mundo en el 66. El clip que tenéis más abajo -tomado durante un concierto en África en 1971- es una buena muestra de cómo se las gastaba el sujeto en el escenario. Sólo os digo que si no acabáis sudando como él, os devuelvo el dinero. Palabrita.

Land Of 1000 Dances (por Goear)




Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada