martes, 24 de noviembre de 2009

The Killing Moon, Echo and The Bunnymen, 1984


La de hoy es una de esas canciones que, aunque la llevo escuchando de forma más o menos continuada durante 25 años, aún no ha llegado a cansarme en ningún momento. Es curioso ver como, incluso cuando aún no tienes demasiada idea de música, siendo todavía un niño, los gustos comienzan a apuntar claramente en un sentido u otro y, de forma difusa, ya empiezan a determinar aquello que muy poco después machacarás y mucho después convertirás en tu armazón musical.

Pensadlo, ya veréis como muchas cosas que ahora os gustan, también os gustaban de alguna forma antes de que os saliera acné.

En el caso del tema de hoy, un servidor en 1984 (diez añitos) no podía tener todavía ni idea de qué era el rock alternativo o independiente. Entre otras cosas, porque por entonces éste era aún un movimiento incipiente y no demasiado extendido. Vamos, nada que ver con Madonnas y Máicols. Y, sin embargo, me recuerdo poniendo mucha más atención en canciones como la de hoy o en otras de The Cure o The Smiths, que en el Thriller, o en Like A Virgin.

Así que, tras el impacto beatle de los quince y dieciséis años, era inevitable que acabara con todo tipo de discos (perdón, cassettes) de grupos como The Stone Roses, The Charlatans o los Pixies. Muy poco después llegaría todo el desembarco britpop, empezando por Blur.

Así que os presento al que, posiblemente y sin saberlo, fue mi primer hit personal de "rock independiente", una grandísima pieza de los Echo & The Bunnymen, que llegó al puesto noveno de las listas británicas en 1984. Una curiosidad: según la propia banda, la canción se creó porque su líder, Ian McCulloch, se despertó un día pensando en una frase, "fate up against your will" ("el destino va contra tu futuro"), y compuso el tema alrededor de la misma. Unas musas rarillas...

Echo And The Bunnymen – The Killing Moon (por Spotify)




Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada