sábado, 5 de junio de 2010

Dance The Night Away, Van Halen, 1979


Pues sí, como muchos podréis comprobar, hay vida más allá del celebérrimo Jump de los mal llamados heavys Van Halen. Realmente, estuve en un tris de acabar poniendo, precisamente, el citado y manido tema, pero finalmente recordé una de las pelis que me gusta pasar de vez en cuando, y encontré una muy mejor alternativa.

Misión a Marte, sin ser una mala película -que no lo es- posiblemente no pase a los anales de la filmografía de Brian de Palma, ni de la ciencia ficción. Sin embargo, incluye la que para mí es una de las escenas más bonitas del género, en la que Tim Robbins y Connie Nielsen -enamorado matrimonio de astronautas en la peli- bailan juntos en ingravidez mientras suena Dance The Night Away, el tema que traemos hoy a las Píldoras.

Por lo demás, Van Halen desde siempre ha sido considerado por creyentes y profanos una de las grandes bandas del rock duro y heavy metal. Personalmente, disiento en extremo. Siempre creí que detrás había más estética que ética, si me permitís la expresión. Puestos a englobar, para mí estaban más cerca de las bandas de rock guitarrero y comercial llenaestadios de finales de los setenta como Boston o Toto, que de grupos realmente heavys como Motörhead.

Y eso que talento guitarrero no faltaba: uno de sus miembros, Eddie Van Halen, fue quien más desarrolló la técnica del tapping, hoy en día utilizada por todos los guitar heros que se precien. Su influencia llegó a ser tal, que fue considerado a principios de los ochenta nada menos que el "mástil de América", en honor a su vituosismo instrumental.

De todos modos, os dejo a vosotros mismos decidir si estos muchachos eran heavys de veras, o sólo un puñado de rockeros de pro. En todo caso, que lo disfrutéis... aunque con lo de la ingravidez nada puedo hacer.

Van Halen – Dance The Night Away (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

5 comentarios:

  1. No sé... Quizá sí son más cosas de estética- tipo-heavy que no de esencia como por ejemplo llevar la camisa abierta e ir luciendo el "pecho lobo" pero los grititos en cambio son tipo "Uy! Me he partido una uña!" Bueno, no sé si me he pasado, no tomadlo en serio los fans de VH...

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenísimo! Nos hemos reído mucho con lo del gruto uñero... es verdad, parece más de locaza en disco-ambiente de de jeviata testosterónico... en cualquier caso, la canción está muy bien, y es lo que importa, aunque veo que no soy el único en apercibirse que bestiajos heavys, lo que se dice mucho, no eran...

    Y no te preocupes por los fans. Seguro que son 150.000 veces más razonables y comprensivos que los de los vampirillos pusilánimes esos de moda... ¡piensa que la música de Van Halen, a diferencia de lo otro, es buena de verdad!

    ResponderEliminar
  3. Hombre, pintillas extrañas si que tenían, pero se compensaba con música de verdad; nada tenían que ver con gente como Europe (los del "final countadown") y sus-melenas-como-de-peluqueria. En concreto, hay pocos guitarristas más técnicos que Eddie Van Halen. Para muestra, aparte del propio "Jump", echarle una oreja al "Eruption" del mismo grupo, o al mismísimo "Beat It" de Michael Jackson. El solo es de Eddie, y resulta realmente endiablado.
    Pero a diferencia de otros virtuosos de la guitarra, que siempre me han parecido artistas más propios de circo, como Satriani o Vai, tipos muy técnicos pero que dicen muy poco con sus solos, Eddie Van Halen es todo lo contrario, puesto que no se limita a dar sopotocientasmil notas por segundo, sino que es muy capaz armónica y melódicamente. Realmente es uno de los más grandes...
    Solo una nota de discondancia, mi estimado Maestro Armero: no me parece justa la comparación de Van Halen como grupo com gente como Boston o Toto. Los primeros eran los maestros del AOR, música muy comercial para adultos basada, eso si, en el sonidazo que proporciona una Gibson Les Paul enchufada a un ampli Mesa Boogie, y los segundos no son sino un invento de una serie de supermusicazos de sesión de los Angeles para ganar pasta y más pasta. No deja de ser una opinión personal, pero Van Halen creo que es algo más, siempre al borde del Heavy, pero sin dejar de ser un grupo de rocanrol con todos los elementos que tienen que tener: sonido potente y ser divertidos...

    ResponderEliminar
  4. Claro, claro, hombre, pero esta similitud la trazo más en el sonido que en otra cosa! Ya digo más arriba que el "mástil de América" es mucho más que un buen músico, y aprovecho para ratificar que los conciertos de Van Halen están por carácter lejos de las puestas en escena de Boston o Toto...

    Sin embargo, escuchando temas como, precisamente, "Dance the Night Away", la distancia al sonido tipicamente heavy de formaciones como Metallica o Motorhead (sin duda no a la actitud, por supuesto, y tienes toda la razón, ésta es de juerga y diversión) es bastante notable...

    Por cierto, me ha encantado la calificación de circense para Satriani, que suscribo por completo!

    ResponderEliminar
  5. Ah, aprovecho la oportunidad para avanzar que el tema mencionado de los Yurop será precisamente una de las Píldoras futuras, nos lo pasaremos bien, je, je, je...

    ResponderEliminar