domingo, 7 de agosto de 2011

I Will Survive, Gloria Gaynor, 1978


Junto a Fontella Bass, Thelma Houston es, posiblemente, la gran ensombrecida por error de la historia de la música pop. Si para la primera, la sombra proyectada se llamaba Aretha Franklin (a la que todo el mundo atribuye su inolvidable Rescue Me), para la segunda se llamaba Gloria Gaynor. Esto viene a cuento porque ayer, durante una cena entre amigos, tuvo lugar la enésima -y comprensible- atribución del hit disco Don't Leave Me This Way a Gaynor, cuando su más famosa versión femenina iba firmada por Houston. Y eso que en su día ya lo especifiqué por aquí: si es que hay que leerse las Píldoras, muchachada...

En todo caso, la carrera de Gloria Fowles, de apellido artístico Gaynor, no quedó por falta de hits. De hecho, Don't Leave Me This Way era, precisamente, uno de los pocos que no firmó ella dentro de la galaxia de divas discotequeras de finales de los setenta. 

No obstante, uno de los que sí firmó acabó impactando muy por encima de todos los demás. En 1978, en plena fiebre de la música disco, Gloria Gaynor ya tenía gran fama dentro del mundillo tras haber firmado éxitos como Never Can Say Goodbye o una versión del Reach Out, I'll Be There de los Four Tops. En octubre de aquel año lanzó el que era su undécimo sencillo, Substitute, que iba acompañado de I Will Survive... ¡en la cara B!. 

Por fortuna, o por mera intuición, los discjockeys radiofónicos comenzaron a pinchar mucho más este último tema, hasta tal punto que la siguiente edición del single terminó invirtiendo el orden entre ambas canciones. I Will Survive se había ganado su cara A a pulso, sin duda. 

Este es otro de esos temas que desde que era bastante pequeño comenzó a formar parte de ese grupo que conforma la banda sonora vital de uno. Recuerdo que sonaba muchísimo, y que me gustaba escucharlo a pesar de que por aquellos entonces mi cartilla escolar (preescolar, de hecho) no me permitía acceder a las discotecas. Tan sólo estuve a punto de aborrecerla ya en los noventa, cuando una nueva versión (que incomprensiblemente iba adornada de coros en plan ruso: "la, lalá, la, la...") comenzó a rallar tanto en las discotecas de entonces, que por poco envío a la canción, a la música disco, y hasta a Gloria Gaynor en persona, a hacer puñetas.

Felizmente, la cosa no llegó a mayores, y hoy todavía puedo disfrutar de este pedazo de himno de las pistas. Sin adulteraciones varias, por supuesto.

I Will Survive (por Goear)

PS: por si hay alguien que quiera escuchar también la gran versión alternativa que hizo la banda norteamericana Cake en 1996, que por mí no quede. Total, ya lleva hecha la Píldora un año y medio...  



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada