jueves, 3 de septiembre de 2009

The Show Must Go On, Queen, 1991


Charles Chaplin recogía en un poema la vieja idea barroca de que la vida es una obra de teatro, en la que cada uno de nosotros somos los actores. Chaplin añadía, además, que no permite ensayos.

Nuestros papeles evolucionan a medida que los interpretamos, condicionados y enriquecidos en parte por los papeles de los demás actores del escenario, pero condicionando y enriqueciendo a éstos a su vez. Y como parte de la obra, hay un momento en que nuestra actuación llega a su fin por acercarse el final del papel representado.

Eso sí, nuestra marcha del escenario, en el fondo, no ha sido en vano, pues llega a condicionar y a enriquecer -de la misma forma en que lo hizo anteriormente nuestra presencia- al resto de actores que siguen en el escenario.

Porque la función debe continuar.

Queen – The Show Must Go On (por Spotify)



Hasta la próxima.

3 comentarios:

  1. UNA SENCILLA PERO INTENSA EXPLICACION SOBRE MORIR...GRACIAS JAVI.BESITOS,MIREIA..

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS. Una bonita manera de decirle adios a un ser querido. MAMÁ

    ResponderEliminar