lunes, 11 de octubre de 2010

Vidas cruzadas, Quique González, 2005


La Píldora de hoy es una viejísima deuda que tenía contraída en este blog. Y que la saldo en parte con uno de mis temas preferidos de este cantautor madrileño nacido en 1973... y que poco menos que descubrí gracias a una de vuestras sugerencias, en este caso del amigo josemsolis (por cierto, ¡ya tengo bajo eléctrico!).

A día de hoy ya estoy mucho más puesto en materia, y sólo puedo hablar bien de la música de este tipo. En algún lugar leí que su música no bebía tanto de las fuentes de los clásicos cantautores españoles de los sesenta y setenta, si no más bien de la escuela anglosajona, de Dylan y compañía. Escuchando Vidas cruzadas, el tema de hoy, es muy fácil comprender el porqué de esta afirmación.

Por lo demás, en la intervención de josemsolis se le definía como el mejor cantautor español en activo. Como siempre digo, lo de mejor o peor es muy relativo. Pero es indudable que Quique tiene madera de la mejor, con una sensibilidad alejada de la sensiblería (en este sentido, lo encuentro muy diferente a Ismael Serrano, por ejemplo) que hace que cada una de sus canciones sean pequeñas joyas para escuchar con toda nuestra atención.

En otro orden de cosas, para los que no lo conozcáis, no puede decirse en absoluto que Quique González sea un outsider del panorama musical, en absoluto. Que ha ido por libre en plena Era Bisbal y Paulina (con mis mayores respetos para quién los disfrute, pues con la música se trata precisamente de eso) , es indudable. Que se inició a puro golpe de voluntad, como la mayoría de los de su ramo, también. Pero alguien que ha trabajado con Enrique Urquijo, con Carlos Raya, con Iván Ferreiro o con Jorge Drexler no es un marginado musical cuyas canciones son poco menos que imposibles de encontrar.

Así que no tenéis excusa para buscar -y encontrar- su música y dedicarle unos minutos. Os aseguro que merecerá la pena. Palabra de converso.

Quique Gonzalez – Vidas cruzadas (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada