domingo, 17 de abril de 2011

Livin' On A Prayer, Bon Jovi, 1986


A pesar de que está más oída que la sintonía del Telediario, y que su parecido con el heavy metal es más bien circunstancial (aunque para simplificar, yo mismo le he puesto la etiqueta de "hard rock"), algo tiene Livin' On A Prayer que hace que cada vez que suena se tenga el irresistible impulso de cantar/vociferar su celebérrimo estribillo, aquello de "Uoooohh, we're half way there, uoooooh, livin' on a prayer...". Cantinela que se efectúa habitualmente en inglés castizamente macarrónico, naturalmente, como debe ser cuando el exceso de cerveza se combina, además, con la falta de pericia idiomática. 

Junto al final de la cuenta atrás de Europe, de aquella misma época, Livin' On A Prayer se convirtió rápidamente en uno de los iconos musicales de los años ochenta. Por otra parte, ambas canciones compartían la sobredosis de laca en las cabelleras de sus estéticamente excesivos intérpretes, y es casi inevitable acabar saltando mentalmente de un tema al otro.

Efectivamente, las ventas que obtuvo el grupo liderado por Jon Bon Jovi con el que fue el single estrella de su álbum Slippery When Wet, fueron absolutamente milllonarias. De hecho, alcanzó el siempre difícil número uno en el Billboard norteamericano. 

Aunque puestos a citar particularidades en las listas, ahí va la que dispuso en Gran Bretaña hasta prácticamente ayer mismo. Y es que en 2009, 2010 e incluso ¡2011! Livin' On A Prayer se hizo con el primer puesto de la lista específica de música rock británica. Ciertamente, no tengo ni idea de la causa de tamaña resistencia en las ventas, pero desde luego sigue habiendo mucha gente que todavía hoy, un cuarto de siglo después,  compra el single. Menudo chollo componer algo que acaba así.

Bon Jovi – Livin' On A Prayer (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada