viernes, 1 de abril de 2011

Sólo se vive una vez, Gabinete Caligari, 1989


Con brevedad por los diez minutos que tengo mientras Montse se acaba de arreglar para salir a cenar, no quiero faltar a la cita con uno de mis temas favoritos de mis queridos Gabinete Caligari. Y, al igual que ayer, hoy nos quedamos en 1989.

Aquel año, los madrileños lanzaron su álbum Privado, todavía en la cresta de la ola tras el tremendo impacto de su anterior trabajo, Camino Soria. En su conjunto, Privado era un buen disco, cuyo único problema -a pesar de los increíbles réditos que dio- tuvo un claro nombre: La culpa fue del cha-cha-chá. Aquella canción, que acabó siendo incluso una de las que marcaron el verano de aquel año, ensombreció inmerecidamente al resto del LP, de muchísima más calidad.

En mi caso, me supo muy mal por el tema de hoy, que todavía en la actualidad me gusta poner en el coche con relativa frecuencia, por lo gamberrete y chulapón que es, todo un canto al vive y deja vivir pero con mucha gracia y garbo. Porque no me digáis que perlas como la suscripción al Private, "un amor de ley" de "rapidez y comodidad" no molan...

En fin, un temita que, sin pretender grandes trascendencias, mantenía todavía el mejor espíritu de los Gabinete Caligari. Y sin recurrir a ningún cha-cha-chá.

Me voy, que me están llamando. Feliz viernes y recordad -a poder ser antes de acostaros- el mensaje de esta canción... no, la parte del Private, no. O bueno, haced lo que queráis.

Gabinete Caligari – Sólo Se Vive Una Vez (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada