jueves, 17 de noviembre de 2011

My Iron Lung, Radiohead, 1994


A veces, las canciones con un éxito improbablemente alto tienen efectos peculiares sobre sus creadores. En el peor de los casos, incluso los consiguen anular hasta el punto de que uno llega a hacerse la terrible pregunta al escuchar ciertos megahits: "¿y eso, de quién era?".

A pesar de todo, no siempre las reacciones son tan extremas. En ocasiones se limitan a una reivindicación por parte del intérprete de que es alguien mucho más que una canción con un mensaje determinado o unas ventas millonarias. Incluso los Beatles, en Only A Northern Song, se vieron obligados a recordar a sus fans -vía el místico George Harrison- de que sus temas sólo eran unas piezas rock más, y que no había que buscarle los tres pies al gato a cada verso como si de la palabra de Dios (o de Vishnu) se tratase.

En el caso de hoy, My Iron Lung fue la reacción de los Radiohead al increíble impacto de Creep. Éste había sido su primer gran exitazo y, en cierto modo, existía una cierta preocupación por parte de la banda de que no acabara condicionando el resto de su carrera. Hoy sabemos que eso no fue en absoluto así, y que algunos de sus posteriores álbumes, como el inconmensurable OK Computer, han acabado por derecho propio formando parte de la historia del rock, pero entonces esto aún era una incógnita.

Así que compusieron una canción para decir, simplemente, que no era mejor ni peor que la anterior. Así de simple, así de modesto.

My Iron Lung fue incluida en un EP del mismo nombre en 1994, y posteriormente en el álbum The Bends de 1995. Como curiosidad, se grabó a partir de un directo, al cual se añadió después la voz del cantante de la formación Thom Yorke. Y tampoco les fue tan mal en ventas, ya puestos: aunque no consiguió la recepción de Creep, se quedó a las puertas del Top 20 británico, y contribuyó junto a otros singles para mantener la atención sobre Radiohead hasta OK Computer. Y es que, en el fondo, cuando uno sabe, sabe. Y, si encima vende, mejor que mejor.



Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada