viernes, 19 de marzo de 2010

Patches, Clarence Carter, 1970


Si os dijera (y no mirárais el título) que el post de hoy es relativo a un cantante y músico negro e invidente, posiblemente tendríais dos respuestas inmediatas. La primera, casi seguro, sería Stevie Wonder, que en su día protagonizó un mítico (y pedrestre según los cánones actuales) anuncio de la Dirección General de Tráfico:"ricuerda, si bebessss, no conduscasssss...". Vamos, la antítesis del no menos famoso canto a la conducción ebria por parte del hombre de la libreta azul, Ánsar.

La segunda respuesta de la lista, descartado Stevie, sería el no menos grande Ray Charles, con su particular forma de gesticular la cabeza mientras le metía soul al piano. Además, ninguno de los dos ha salido aún en las Píldoras, con lo que vuestras posibilidades de acierto en un caso o en otro hubieran sido altísimas.

Pero os hubiérais equivocado. Había un tercero en discordia, algo menos conocido para el público más general de hoy en día, a pesar de que en su larguísima trayectoria musical (que todavía dura a sus 74 años) incluyó varios éxitos. Se trata de Clarence Carter.

Posiblemente, el mayor de todos sus hits fue este Patches, lanzado en 1970. El tema es una bellísima balada soul tanto en su melodía como en su letra, que describía la historia de un hijo mayor que debía de hacerse con la responsabilidad de la familia y salir adelante tras la muerte de su padre.

El tema se convirtió en un éxito internacional: número 2 en Gran Bretaña y 4 en Estados Unidos, llegó a vender un millón de copias tan sólo en los dos meses siguientes tras su lanzamiento. Casi ná. Y ya sin más, os dejo con el tema. Al final, ni Stevie Wonder, ni Ray Charles... otra vez será, pildoreros.

Clarence Carter – Patches (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada